21 junio, 2018 1:19 pm

La vida de George Müller

El hombre que alimentó niños a través de la fe

  • Levantó orfanatos para muchos niños, creyéndole a Dios.
  • Vio la mano de Dios de forma poderosa, gracias a su oración ferviente.

 

Hablar de una vida llena de confianza y dependencia en Dios es hablar de George Müller. Su historia sin lugar a dudas, fue ejemplar y un real testimonio de bondad y fidelidad al Señor.

Nació en 1805, en Prusia y creció en una familia de principios cristianos. A pesar que nunca tuvo una biblia para leer durante ese periodo de su vida. A la edad de 10 años fue enviado al colegio con el fin de prepararse para el ministerio; sin embargo no con una conciencia clara del servicio a Dios, por el contrario, fue con la intención exclusiva de conseguir una carrera y vida cómoda.

Recibía mucho dinero por parte de su padre, de igual manera sucedía con sus hermanos; esto combinado con su falta de madurez y cercanía con la presencia de Dios, le llevó a desarrollar una vida pecaminosa, llena de vicios, llegando incluso en una ocasión a estar preso durante 24 días.

Pese a que su padre le animaba para ser ministro, no lo hacía con la intención correcta, siempre pretendió que su hijo tuviera una vida ostentosa, cuando él se jubilase. Jorge comenzó a estudiar en un seminario teológico, su esfuerzo fue grande y dio resultados.

Fue a la edad de 20 años, cuando Dios se cruzó en su camino y se produjo la transformación de su vida, mientras asistía como invitado en una reunión de creyentes, un sábado en la noche. El fin del grupo era la oración, lectura bíblica y búsqueda de Dios; nunca olvido aquel momento cuando vio a los creyentes de rodillas orando y quedó profundamente conmovido por el ambiente espiritual que experimento, al extremo en que decidió buscar por él mismo la presencia de Dios.

Al pasar del tiempo comenzó a reunirse con otros estudiantes creyentes, que organizaban cultos los domingos por la noche. Dios empezó a guiar al joven y establecer en su corazón, un profundo deseo por servirle, orar y buscar conocer su voluntad perfecta, así como el llamado que tenía sobre su vida.

Recibió consejos del Dr. Tholuck, un hombre lleno de amor y temor de Dios y gracias a su influencia George aplicó para ser misionero en las comunidades de judíos. Como requisito previo le solicitaron estudiar en Londres durante seis meses a manera de prueba, su padre estuvo de acuerdo, empero se presentó un fuerte obstáculo: los jóvenes de Prusia debían servir en el ejército. Posteriormente a esta situación, George fue examinado médicamente y se le declaró físicamente incapaz de llevar a cabo el entrenamiento militar, por este motivo se le dio la oportunidad de comenzar su servicio como misionero.

Luego de su llegada a Londres George, enfermo, pensando que iba a morir; oro solicitando conocer la voluntad perfecta de Dios y recibió un milagro sorprendente. Luego de este tiempo y al estar completamente recuperado, comprendió que necesitaba determinantemente la dirección del Espíritu Santo sobre su vida e invirtió mucho tiempo en el estudio de la palabra de Dios.

Al regresar a Londres para continuar sus estudios, continuó leyendo las escrituras y teniendo tiempos devocionales que él mismo denominaba como; “una comunión dulce con Dios”. Realizaba tiempos largos de vigilia que le llenaban de gozo. Tiempo después su salud volvió a empeorar y sintió que no debía gastar más tiempo estudiando, si no servirle al Señor, y de esta manera decidió comenzar a ministrar judíos que vivían en Londres.

Un tiempo después de esta experiencia, le solicitaron pastorear una iglesia, continuó con su hábito de ir al Señor en oración, para decidir cuál texto utilizar, permanecía de rodillas por un largo tiempo hasta que Dios le diera el mensaje que debía impartir, si nada venía su mente, calmadamente continuaba leyendo las escrituras hasta que un texto era extraído de su memoria y siempre recibió la guía de parte de Dios.

Contrajo matrimonio con Mery Groves y ambos decidieron que él no podía continuar manejando  las finanzas de la misma manera, pues sus prácticas les parecieron anti bíblicas, por lo tanto decidieron colocar una caja en la iglesia, en la cual las personas podían depositar sus ofrendas para él. En un inicio, estas eran muy escasas, por lo cual el joven George y su esposa no tenían suficiente para sus gastos.

Tiempo después Dios contestó sus oraciones fervientes y comenzó a prosperar con comida y dinero para la congregación y su matrimonio; logrando satisfacer sus necesidades y animándose para continuar en la obra del servicio.

En 1835 George recibió la dirección específica de parte del Señor, de establecer un hogar para huérfanos; él deseaba demostrarles a los creyentes en Dios la importancia de probarse animismos su confianza en Dios, George era de edad de 30 años, cuando esto sucedió.

Una tarde leyendo las escrituras, George se asombró en el Salmo 81:10, que dice “Abre tu boca y yo la llenaré “y aplicó esta palabra para el orfanato; pidió al Señor un local que pudiera alquilar y dos días después recibió una ofrenda especial, amigos llenaron el lugar con muebles, utensilios, telas para ropa, camas y donaciones en efectivo llegaron, como respuesta a 18 meses de oración constante.

Alrededor de un año y medio después de abrir el primer hogar, el tercer orfanato se abrió, el cual fue para varones de 7 a 12 años de edad. George llegó a estar a cargo de alimentar a 90 personas en cada comida, incluso trabajadores; paso mucho tiempo de oración para ver respuestas financieras de parte del cielo.

Los medios de comunicación, publicaron, medio siglo después de su muerte, cómo los orfanatos que este hombre de Dios levantó, se convirtieron en unas de las “maravillas del mundo”. La mano de Dios fue totalmente visible en la vida de este hombre, partió a la presencia del Señor a la edad de 93 años, sin haber demostrado disminución de sus fuerzas físicas.

The following two tabs change content below.
Valeria Campos

Valeria Campos

Periodista El Camino
Valeria Campos

Últimas publicaciones de Valeria Campos (ver más)


PUBLICACIONES RELACIONADAS

COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM