14 diciembre, 2017 7:18 am
LEYENDO

Huellas de una mujer que atendió el llamado

Huellas de una mujer que atendió el llamado

María WoodworthEtter

 

  • Se le conoce como la “precursora del movimiento pentecostal”, de su época.
  • Se enfrentó a una iglesia que no permitía la participación de la mujer.

 

Nació el 22 de julio de 1844, en New Lisbon, Ohio y fue la cuarta hija de padres granjeros. Su época de infancia no fue fácil, pues creció mirando el alcoholismo de su padre y en medio de un hogar sin bases cristianas. A la edad de 10 años, su papá rinde la vida a Jesucristo, y María comienza a asistir a una iglesia y a orar por su familia.

 Al cumplir 13 años de edad, María escuchó la historia de la Cruz en una reunión y entregó su vida al señor Jesús. Poco tiempo después, oyó una voz que le dijo de forma clara: “ve a las carreteras y reúne a las ovejas perdidas “. Esto fue muy confuso para ella, ya que en el grupo al cual pertenecía no se les permitía a las mujeres trabajar en aspectos eclesiásticos, por lo que pensó que si se casaba con un hombre cristiano podrían hacer misiones juntos.

María no logró continuar con sus estudios, debido a la muerte de su padre, pues le fue necesario trabajar con el fin de apoyar a su familia. Tiempo más tarde conoció a JohWoodworth, un joven soldado con quien contrajo matrimonio, a pesar de no ser cristiano; sin embargo, su compromiso no logró mantenerse a causa de una infidelidad de parte de Harris. Esta situación salió a la luz pública, mientras María realizaba una cruzada en Oakland, California. De este matrimonio, nacieron seis hijos y murieron cinco, solamente sobrevivió la quinta a quien llamaronLizzie.

 Diez años después de su divorcio, conoció a quien se convertiría en su esposo, Samuel Etter, un cristiano lleno del Espíritu Santo; y contraen matrimonio en 1902. María disfrutó la felicidad del matrimonio cristiano recibiendo de él apoyo para el ministerio, doce años después de unir su vida con María, Samuel falleció.

Después de 45 años de ministerio (María predicada en campañas itinerantes por Estados Unidos), Dios le indicó abrir una sede permanente en Indianápolis, lugar en donde construyó un templo que fue inaugurado en 1918.

Pese a sus difíciles procesos, María comprendió que Dios la llamaba a predicar a los perdidos. Finalmente se abrió camino para que ella pudiera compartir la palabra en la reunión de unas amistades, cuando se levantó, recibió una visión del infierno y la gente sin saber de su peligro.

 Aunque estaba clara en su llamado, no sabía cómo hacerlo, pese a esta situación sentía que Jesús le decía hacia que su corazón latiera por las almas y por llamar a los pecadores al arrepentimiento. Finalmente comenzó a predicar en su área local, vio muchas conversiones y el poder de Dios sobre los pecadores.

 Caminó contra la corriente de su época

María logró vencer el dicho de su época; “las mujeres no pueden ministrar”, emprendió el llamado y él la respaldo en gran manera. Ella indicaba constantemente que habría aprendido tanto de La Biblia como si hubiera pasado muchos años de enseñanza en el seminario bíblico.

Predicó en una ciudad llamada “la cueva del diablo “, donde ningún otro ministro había tenido éxito. Echó manodel arma de la intercesión, derribando al principado que gobernaba ese lugar, muchos se arrepintieron y vinieron una Cristo.

A María Woodworthse le conoce como ” la precursora del movimiento pentecostal “, pues tuvo un ministerio que creció aceleradamente en el cual sucedían asombrosas sanidades y las personas caían al piso bajo el poder de Dios. Ella tenía visiones, temblaba bajo el poder de Dios, hablaba en lenguas y ministraba a los oyentes el bautismo del Espíritu Santo (situaciones que eran extrañas para su época).

Pese a la persecución siguió el llamado

Gracias al impacto que tenía su ministerio y a las manifestaciones del Espíritu Santo, muchos la persiguieron y ridiculizaron, ante lo cual ella no se defendía, sino que continuaba con más fuerza cumpliendo el llamado. Según su concepto, las manifestaciones del Espíritu Santo no eran algo nuevo, sino algo que la Iglesia de Jesucristo había perdido durante mucho tiempo. Ella siempre mencionaba ” cuando las personas no comprenden, persiguen “.

En uno de sus escritos María indica lo siguiente: “en todas estas pruebas, Dios me estaba preparando y abriendo el camino para la gran batalla contra el enemigo de las almas y ahora el gran deseo de mi corazón era trabajar para Jesús. Yo anhelaba ganar una estrella para la corona del Salvador. A veces cuando el Espíritu de Dios estaba disputando y llamando tan claramente, yo me rendía y decía: “sí, señor, voy a ir “. La gloria del señor venía sobre mí como una nube y me sentía como transportada por cientos de millas y puesta en un campo de trigo donde las espigas estaban cayendo todo alrededor de mí. Fui llena con celo y poder y sentí como si pudiera pararme frente al mundo entero y exhortar a los pecadores moribundos. Me parecía que tenía que dejar todo e ir al instante”.

 

 

The following two tabs change content below.
El Camino

El Camino

El Camino

Últimas publicaciones de El Camino (ver más)


COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM