24 noviembre, 2017 5:48 pm
LEYENDO

El hombre que avivó el fuego del Espíritu Santo en...

El hombre que avivó el fuego del Espíritu Santo en su tiempo

Charles Fox Parham

  • Pese a las fuertes persecuciones que recibió su ministerio se mantuvo sólido
  • Su llamado a servir a Dios, se dio a los nueve años de edad

 

Charles Fox Parham, nació un 4 de junio de 1873, en Iowa; hijo de William y Ann Mari Parham, padres que le instruyeron en buenos principios y rectitud. Parham desarrolló la mayoría del tiempo su vida y ministerio al sur de Kansas y hasta el día de hoy, es conocido como un hombre que dedicó su vida a despertar nuevamente el bautismo del Espíritu Santo en la iglesia.

De niño luchó con fuertes problemas de salud. A los siete años su madre falleció y como últimas palabras le dijo; “Charles, pórtate bien”, frase que asumió como un compromiso serio, pues anhelaba encontrarse algún día con ella en el cielo. Tiempo después contrajo una enfermedad que le impidió desarrollar su crecimiento normalmente.

Parham  fue llamado al ministerio a los nueve años de edad, desde pequeño asistía a la escuela dominical y desde muy temprana edad tenía conciencia del Señor. Se instruyó fuertemente con la palabra de Dios y algunos libros de historia; sin embargo pese a su conciencia sobre Cristo, al ingresar a la universidad, se apartó de él.

Experimentó fuertes milagros de sanidad en su vida, que le llevaron a creer que el poder del Espíritu Santo era mayor que los medicamentos. Es considerado como el fundador de la iglesia apostólica moderna y predicaba sobre la sanidad de acuerdo al libro de los Hechos. El 3 de enero de 1901, en Topeka Kansas, contrajo matrimonio con Sara Thistlewaite, unión de la cual nacieron seis hijos y uno de ellos murió muy pequeño.

Durante sus servicios se daban manifestaciones poderosas del Espíritu Santo, como se sanidades, bautismos (tanto en el Espíritu como en agua) y el don de lenguas. Recibió invitaciones desde Texas, lugar en donde una mujer muy conocida de nombre Ana se levantó de su silla de ruedas. Por este motivo se expandió su fama provocando avivamientos en 1906, con reuniones de 13.000 personas en este año y 25.000 alrededor de 1908.

Antes de este despertar de la iglesia, fue un protestante tradicional, que creía solamente en la trinidad. A partir del año 1902 cuando tuvo la revelación del poder del Espíritu Santo, historia que manifiesta en su libro ” Una voz clama en el desierto “, publicado en ese mismo año.

 Una de las revelaciones más fuertes que tuvo Parham para su época, fue darse cuenta, que la manera en que se practicaba el bautismo, no era bíblica; esto pues, encontró en la palabra que no se debía bautizar solamente en el nombre de Jesucristo y el Espíritu Santo y comenzó a encontrar diversos pasajes como cuando por ejemplo Pedro dice en hechos 2:38 ” arrepentidos y bautices y cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo “, o el caso de Cornelio.

En el año 1907, Parham fue arrestado y falleció y en 1929. Entre los años 107 y 1908, predicó sobre la llamada “fe apostólica “, indicando varios pasos doctrinales: el arrepentimiento, la fe en Señor Jesucristo, el bautismo en agua, la santificación, el bautismo del Espíritu Santo (con la evidencia de hablar en lenguas), la segunda venida del Señor Jesucristo y el juicio final ante el gran trono blanco.

El legado más fuerte del ministerio de Parham, fueron las más de 2 millones de congregaciones que surgieron, a partir del nuevo mover pentecostal. Este hombre fue pionero de la evidencia del Espíritu Santo, y a pesar de las fuertes persecuciones que recibió, nunca las difamaciones pudieron derribar su ministerio.

The following two tabs change content below.
Valeria Campos

Valeria Campos

Periodista El Camino

PUBLICACIONES RELACIONADAS

COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM