22 mayo, 2018 11:02 pm
LEYENDO

Síndrome causado por abuso de internet

Síndrome causado por abuso de internet

“Ciberadicción”

 

  • La “Ciberadicción” disminuye la calidad de vida y afecta la salud, según estudio.
  • Los ataques de ansiedad de una persona con “Ciberadicción”, pueden compararse a los de alguien que se encuentre dejando el cigarrillo.

 

Hoy en día, existe en la sociedad un nuevo síndrome, que califica aquellas personas que dedican más de 30 horas de su tiempo de ocio semanal a navegar por internet o utilizar sus teléfonos inteligentes. Gracias a esto, descuidan sus relaciones personales, no duermen correctamente devaluando su calidad de vida. Los síntomas anteriores, unidos a un sentimiento de ansiedad por apagar el computador o si el celular se descarga, pueden calificar a una persona como “ciberadicto”.

Así lo determinó un estudio realizado por la Universidad Estatal de San Francisco, con sede en Estados Unidos, el cual fue publicado el pasado mes de abril en la revista NeuroRegulation. Según este análisis, el estar constantemente pendiente de los mensajes entrantes o si el teléfono suena o vibra puede abrumar a quienes dejan al menos un mensaje sin revisar o generar ansiedad por no atender las notificaciones de inmediato.

Erick Peper, coordinador del estudio, indicó que la adicción a teléfonos inteligentes se da cuando se forman conexiones neurobiológicas en el cerebro, funcionando de una forma similar a los casos en que las personas se hacen adictos a la oxitocina para aliviar el dolor. Esto quiere decir, que las notificaciones, vibraciones y alertas del celular, provocan que las personas se sientan comprometidas a revisarlo y las alertas neuronales que se activan en el cerebro, son las mismas que lo harían ante posibles daños, como el ataque de un depredador.

Según Peper, la adicción aumenta cuando las personas necesitan conexión a internet para su trabajo lo cual pone en riesgo que los funcionarios requieran responder correos electrónicos laborales y resolver asuntos de trabajo durante su tiempo de ocio. Gracias a esta situación, las personas tienen menos tiempo de descanso y mayores posibilidades de volverse adictos al trabajo, poniendo en peligro su salud mental, y provocando que incrementen las posibilidades de sufrir ansiedad y depresión.

Durante el estudio, se tomó como muestra a 135 jóvenes entre los 18 y 35 años. De acuerdo con el análisis de sus respuestas, se encontró, que cuanto mayor tiempo utilizaban sus teléfonos, más amplia era la sensación de aislamiento ansiedad y soledad que presentaban. Decían sentirse “deprimidos“.

Los autores del estudio, Peper y Richard Harvey, indican que la soledad se produce en el momento en que se reducen las interacciones cara a cara con otros, desapareciendo señales no verbales de lenguaje que no pueden emitirse por medio del teléfono celular. Se encontró, además, que los jóvenes participantes del análisis se podían catalogar como “multitasking”, o sea, son capaces de realizar varias actividades a la vez; como estudiar, comer, prestar atención a una charla y tener varias pantallas abiertas en su computador. Sin embargo, ante este panorama, las personas realizan muchas actividades a la vez, pero ninguna con la calidad suficiente, pues las finalizan a medias.

La psicóloga costarricense Ana María Agüero, indicó al periódico La Nación, lo siguiente referente al tema: “Busque momentos de desconexión. Tal vez usted necesite internet para el trabajo. Tal vez el tenerlo todo en el teléfono le haga más fácil trabajar, pero, una vez que llegue su casa deje el teléfono un lado y dedíquese a usted mismo y a su familia. O salga con sus amigos y ni siquiera vuelva a ver el teléfono “.

El escritor estadounidense Jonathan Franzen, indicó en conferencia de prensa de la XVI Feria internacional del libro de Guadalajara, que la adicción compulsiva a internet y celulares ha creado una nueva oportunidad a los novelistas, pues un buen libro es la forma de remediarlo.

“Está claro que es una adicción intensamente compulsiva, yo mismo me pongo ansioso cuando paso dos horas sin chequear mi correo electrónico, es como la ansiedad que sentía cuando pasaba horas sin fumar, cuando era fumador “, puntualizó Frazen.

“Creo que es una oportunidad para los novelistas, porque ofrecemos la posibilidad de dejar de pensar en eso por un momento, yo mismo cuando dejo de pensar en mi correo electrónico es cuando estoy envuelto en la lectura y aunque durante ese tiempo los correos siguen llegando, no importa porque yo estoy leyendo “, aseguró el escritor.

El sitio web viveaunmejor.com brinda algunos consejos para contrarrestar la adicción a internet:

Tomarse un día libre: Es la mejor manera de llevar a cabo una desintoxicación. Pese a sentir algo de ansiedad o irritación ese día, es necesario seguir adelante y plantearse metas que permitan que el proceso sea más accesible.

Escribir un diario sobre el tiempo invertido en internet: Apuntar la fecha y hora de cada página que se visita, permitirá hacer conciencia del tiempo que se dedica a estar en la web.

Marcar un horario: Se debe ir dejando la adicción poco a poco, por esto es importante crear lapsos paulatinos de descanso. Puede ser, levantándose del ordenador, dando un paseo o haciendo nuevas actividades.

Reutilizar el tiempo: Es posible evitar una conexión compulsiva si se tiene una actividad planificada previamente.

Pedir ayuda: Pedir ayuda y consejo, es necesario. Además, es transcendental aceptarla para avanzar.

The following two tabs change content below.
Valeria Campos

Valeria Campos

Periodista El Camino

PUBLICACIONES RELACIONADAS

COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM