24 noviembre, 2017 6:09 pm
LEYENDO

Usted tiene derecho a decirle NO a las guías sexua...

Usted tiene derecho a decirle NO a las guías sexuales del Gobierno

Los valores y principios sí pueden ser parte de la educación sexual de sus hijos

 

  • El padre de familia que no esté de acuerdo con las guías sexuales puede evitar que se las impartan a sus hijos.
  • El impedir que los hijos reciban esa clase en el colegio no significa que debemos dejarlos sin educación sexual.

 

Hay quienes piensan que usted, como padre de familia, no tiene derecho a incidir en la educación de sus hijos, y que el único papel que se debe tener es el de asegurarles la educación, ni más ni menos. Es decir, para estas personas no es opción que un papá, por ejemplo, no esté de acuerdo con que sus hijos e hijas reciban los contenidos de las guías sexuales en sétimo, octavo y noveno año.

En el Gobierno hay personas que definieron que todos los estudiantes, sin importar sus convicciones, creencias, pensamientos, valores y principios, debían someterse a una educación sexualmente diversa donde se les evalúe de acuerdo a eso y donde la idea de educación sexual que usted como padre de familia quiera dar no viene al caso.

Esa clara intención de adoctrinar a nuestros hijos a favor de la ideología de género es preocupante, pero aún más lo es el hecho de que estos grupos radicales guarden silencio y no le digan a usted que se puede oponer. Las guías sexuales que hoy por hoy enseña el Ministerio de Educación Pública prácticamente excluye en su temática: el matrimonio o la abstinencia.

Los contenidos de los Programas de Estudio de Educación para la Afectividad y Sexualidad Integral, terminan provocando que se señale como equivocado al que piense distinto y tenga una mentalidad denominada conservadora. Además hace que a ellos los juzguen y tachen como dinosaurios, arcaicos, trogloditas, cavernícolas y, entre muchos otros adjetivos, homofóbico, es decir, lo que hacen estas guías sexuales diversas, a las que exponen a nuestros hijos, es promover el bullying sexual.

Basta con hacer una lectura de las guías sexuales para que las dudas y las preguntas salgan a relucir… es por ello que con el mayor respeto le invito a que descargue estas guías de la página web del Ministerio de Educación Pública (www.mep.go.cr), las lea, las estudie y piense que esos contenidos y esas estrategias de aprendizaje las están recibiendo sus hijos; si no las encuentra escríbame al correo Fabricio.alvarado@asamblea.go.cr y yo con mucho gusto se las envío.

Si al hacer este ejercicio usted está de acuerdo con el contenido, es decir, si le parece bien lo que ahí dice, pues está en todo su derecho de permitir que sus hijos sean sometidos a esa educación, pero si usted al leerlo más bien se da cuenta que las guías no son afines a sus principios y valores, no deje pasar el momento e indíquele al colegio, donde estudian sus hijos o hijas, que usted prohíbe que ellos reciban las clases de educación sexual.

Luego de leer estas guías sexuales no puedo dejar de expresarle lo siguiente: No se deje engañar, esos libros no educan sobre la sexualidad, no buscan reducir embarazos, ni pretenden evitar las enfermedades de transmisión sexual. En resumen, lo que esas guías hacen es promover un tema sexualmente de moda, el libertinaje sexual, para adoctrinar a los jóvenes en función de la ideología de género, para que sean lo que sientan ser y no lo que son en verdad.

Aquí no es cuestión de preguntarle al pueblo que si está o no de acuerdo con que se enseñe “educación sexual”, porque TODOS vamos a responder que sí… tampoco está en preguntar si aceptaría que sus hijos reciban esa educación, porque TODOS vamos a responder que sí. Aquí el asunto es cuestionarnos los contenidos y el trasfondo de la educación sexual que quieren enseñar en los centros educativos. Eso sí, seamos responsables integralmente y démonos cuenta que esa decisión nos obliga a educar a nuestros hijos sobre la educación sexual preventiva e integral que juzguemos oportuna de acuerdo a nuestros valores y principios de vida.

Recuerde, usted tiene derecho a decir NO A LAS GUÍAS SEXUALES y sus hijos e hijas tienen derecho a NO RECIBIRLAS.

The following two tabs change content below.
Fabricio Alvarado

Fabricio Alvarado


PUBLICACIONES RELACIONADAS

COMMENTS ARE OFF THIS POST

INSTAGRAM
SÍGUENOS EN INSTAGRAM